lunes, 22 de octubre de 2012

Ballesteros

Vamos a comenzar con el regimiento de ballesteros. Una vez escogidas las miniaturas, lo conveniente es lijar pieza a pieza para quitarles la rebaba (si os parece bien, lavar antes todo, por aquello de quitarles la suciedad o grasa que acarrea el proceso de fabricación y manipulación).
Pues venga, a darle a la lima.
A continuación aplicamos los cambios que vayamos a hacer (cortes, masilla etc.) y vamos preparando las figuras para la postura definitiva que les corresponda dentro de la unidad.