jueves, 13 de abril de 2017

Louen Leoncouer

El otro día, en casa de mi amigo Carlos, a la sazón compañero de fatigas, me encontré con esta miniatura que le pinté, ni se sabe cuanto tiempo hace por encargo. Se me fue la cabeza, me giraban las ideas (tantas cosas hice en los tiempos de La Comita, que hoy en día me sorprendo gratamente de descubrirlas) Como con tantos otros trabajos que realicé y que quisiera poder recuperar en imágenes para este blog, me puse a hacer fotos (creo que con los nervios no son todo lo buenas que quisiera) pero ahí están. Otro trabajo recuperado. Gracias Carlos, lo tuyo lo iré poniendo en adelante.
Disculpadme por la calidad de las imágenes, los nervios me pudieron, se trata de mi ejército Warhammero  del corazón.